El inicio

A través de Udenio, Nikon se acercó a Braintly con la necesidad de profesionalizar la venta online de los sitios de Argentina, Chile, Uruguay, Perú y Bolivia. Hasta entonces la venta online no era su fuerte y se necesitaba armar una estrategia de escalabilidad para nuevos mercados.

el store digital.

Fue uno de los pioneros en implementar Braintly Plug, en donde a través de la implementación de un equipo exclusivo, se pudo seguir con el mantenimiento, soporte e implementación de nuevas funcionalidades. Como una extensión del equipo de Nikon, Braintly se adaptó a la modalidad de trabajo, a la cultura y a los procesos.

También se implementaron nuevas funcionalidades y se ordenó el trabajo referido a procesos, permitiendo al equipo de desarrollo inhouse estar más organizado y preparado para la anticipación de potenciales inconvenientes. Se implementaron metodologías ágiles, scrum, repositorios, estrategias de disaster recovery y se realizaron trabajos de seguridad para blindar cada uno de los sitios.

go global.

Todos los clientes de Nikon a nivel mundial podrían gozar de los servicios de post- venta a nivel mundial si pudieran centralizar la información de cada uno de sus productos en un único lugar.

Así nació el proyecto de Nikon ID. Un proyecto en cual cada usuario cargaría sus productos comprados: Cuerpos, objetivos, accesorios, garantías, etc, de manera de tener acceso rápido al servicio post-venta en cualquier parte del mundo con tan solo mostrar su ID a través de un código QR.

Es así que con un simple card guardado en el wallet de iOS y con un código QR, el Nikon store podría saber inmediatamente los datos del usuario, sus compras, sus productos y sus solicitudes.

Se trabajó en la seguridad y encriptación de los datos de manera de mantener la información segura y a resguardo.